martes, 25 de junio de 2013

Sarah Perry


Sarah Perry (cinturón negro, 5to Dan) ganó un campeonato mundial de Taekwondo el año pasado, en una variante de este arte marcial que admite el uso de armas, y el estilo de competencia libre (free style) donde cada competidor diseña su propia coreografía de lucha.

A pesar del título obtenido en el 2012, el año que recuerda con mayor satisfacción es el 2011. Ese año fue especial para ella, debido a que debió atravesar una importante recuperación luego de que operaran su rodilla, a causa de una rotura de ligamentos ocurrida mientras dictaba una clase de Taekwondo.

Después de varios meses de inactividad volvió con cautela, confiando en que el daño sufrido no entorpecería la creatividad de sus rutinas.

Y justamente la naturaleza “free style” de estas rutinas, le dio la libertad necesaria para diseñar una coreografía en el campeonato mundial, la cual no forzara tanto su pierna.  Por ese tiempo también se alejó de los movimientos tradicionales del Taekwondo así como del sparring (combate). Para sorpresa de todos, y de la propia Sarah, en el año 2012 terminó ganando el campeonato mundial de Taekwondo celebrado en Little Rock, Arkansas, en su categoría de adultos entre los 30-39 años de edad.

Perry, quien tiene además un post doctorado en Ingeniería Molecular, recién ahora siente que es momento de retomar la práctica de los elementos tradicionales del arte marcial, los cuales lógicamente son más exigentes que las rutinas de estilo libre. 

Entrena de 4 a 5 veces por semana, y como todos, tiene días buenos, y otros no tanto. Según afirma, la recuperación de su rodilla fue fundamental para seguir adelante, pero más aún “el largo camino hacia la curación de la mente, que es un proceso más difícil que la recuperación física”.

El valor que le da Perry a la práctica de artes marciales es muy importante. Es un medio para el desarrollo personal, y el rendimiento deportivo no es un fin en sí mismo. "La grandeza de practicar este estilo de Taekwondo, es que no todo se centra en la competición” (…) El lema de la organización es  Mejorar el mundo, un cinturón negro a la vez, lo cual es realmente cierto”

A nivel personal, Perry cree que el Taekwondo le ha dado la confianza necesaria para estar al frente de diversos grupos, ya sea como instructora, como también las clases que dicta en la Universidad de Illinois. A futuro, espera rendir el examen de 6to Dan, y ser honrada con el título de “Master” (Maestro de artes marciales).

2 comentarios:

army dijo...

La verdad también soy un fiel creyente que las artes marciales y e desarrollo personal que involucra su practica son una gran ayuda a mejorar el rendimiento en otras áreas.

Betty dijo...

Gracias. La publicación de esta entrada fue muy emocionante :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...