miércoles, 16 de octubre de 2013

Brenda J. Sell


Brenda J. Sell ha dedicado su vida entera al estudio y a la promoción del Taekwondo, dentro del estilo WTF. Comenzó su formación a los 14 años en Michigan, EE.UU. Allí se dio cuenta del amor que sentía por este deporte. 
Una vez alcanzado el cinturón negro años más tarde, quiso dedicarse a la enseñanza siendo además de instructora, una competidora y árbitro internacional.

En un principio fue instructora en la escuela del Gran Maestro Edward B, pero luego amplió su labor dictando seminarios y conferencias, en escuelas y en ciudades de toda América del Norte. Actualmente, enseña además Taekwondo en su propia academia.

A pesar de que Brenda se retiró de la competencia a finales de los 70s, sentó las bases para que muchas mujeres compitiesen en este deporte, y en muchos torneos al haber pocas competidoras femeninas, debió enfrentarse a adversarios masculinos. De todas formas, no tuvo problemas en cumplir todos sus objetivos en competencia. Gracias a su destreza, fue honrada al convertirse en la primera mujer con el cargo de árbitro internacional de la WTF. Esto sucedió en 1977, aunque por aquel momento, habían muy pocas divisiones femeninas así que su participación recién recogería frutos una década más tarde.

En 1983 se le ofrece participar en una demostración de Taekwondo en Corea, país originario de este arte marcial, en una competencia de mujeres del Campeonato Pre-Mundial, realizada en su honor.

En 1989 recibe una carta de citación de la WTF por su contribución al Taekwondo y un año más tarde, recibe el ascenso a Árbitro Internacional, segundo grado. En 1995, se convierte en la primera mujer ascendida a séptimo Dan, por el Gran Maestro Park.

En 1996 completa (junto a su familia, quienes también se han dedicado a colaborar en la enseñanza del Taekwondo) un CD ROM con todas las técnicas del WTF computarizadas. En 1997 recibe las credenciales de la Federación Mundial de Taekwondo y en 1998 obtiene el título de “Maestro”.

En el año 2003 es ascendida a 8vo Dan y se convierte en la presidente de la asociación Chung Do Kwan en los EEUU. Allí aprovechó a realizar cambios en la organización, implementando un sistema de comités que atrajo a muchos miembros. Esta reestructuración ha tenido un efecto positivo en el crecimiento y en la promoción del Taekwondo.

Además de todos estos logros, es experta en la aplicación de la autodefensa, y ha recibido asignaciones a través del Pentágono norteamericano, siendo contratada para llevar sus conocimientos a las instalaciones militares.

En el año 2012 obtuvo su grado de Noveno Dan, convirtiéndose así en una de las primeras mujeres en llegar al nivel de “Gran Maestro”.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...